¡Hola! Necesitamos su ayuda…


Steve necesita el apoyo de 65,000 donantes para calificar para el primer debate dem√≥crata. Sabemos que el apoyo que nos brinda el pueblo es s√≥lido, pero Steve es uno de los √ļltimos candidatos en anunciar su campa√Īa. No tenemos mucho tiempo para recaudar las 65,000 aportaciones. ¬ŅPuede contribuir para ayudarnos a asegurar la participaci√≥n en ese debate? Con s√≥lo $5 puede hacer una gran diferencia en nuestra campa√Īa.

Una gran idea


El Problema

Nuestra nación fue fundada bajo la idea fundamental que la voz de cada persona en los Estados Unidos es importante. Sin embargo, con demasiada frecuencia, aquellos que pueden aportar la mayor cantidad de dinero son quienes ejercen la mayor influencia. Luchar contra la influencia tóxica del dinero en la política ha sido una de las batallas más importantes del gobernador Bullock a lo largo de su carrera. Y él sólo está empezando.

Todos hemos visto el problema. Washington se ha corrompido tanto por ‚ÄúBig Money‚ÄĚ, la poderosa influencia de los millonarios, que no ha podido enfrentar los mayores desaf√≠os de nuestro pa√≠s. Los millonarios obtienen enormes recortes de impuestos, mientras el resto de las personas en los Estados Unidos se quedan atr√°s y la desigualdad de ingresos alcanza niveles r√©cord. Las compa√Ī√≠as farmac√©uticas gastan millones de d√≥lares para tener influencia sobre nuestro gobierno, y como resultado, pagamos m√°s por el cuidado m√©dico que cualquier otra naci√≥n industrializada, sin ning√ļn logro concreto para nuestro pa√≠s.¬†Mientras las petroleras obtienen enormes ganancias y se apoderan de nuestros terrenos p√ļblicos, nuestros pol√≠ticos se mantienen al margen y literalmente no hacen nada para enfrentar la crisis clim√°tica.

Todos sabemos que tenemos que hacer algo para solucionar estos problemas, pero la influencia de los millonarios ha desintegrado el poder del sistema político, lo cual no nos permite ni dar el primer paso.

Tenemos que ir m√°s all√° de ganar estas elecciones, tenemos que hacer que Washington trabaje para nosotros. No para los millonarios, ni para los intereses particulares, sino para cada uno de nosotros y nuestras comunidades.


El Plan

Por eso el gobernador Bullock hará que la lucha contra la influencia tóxica del dinero en la política sea una prioridad nacional.

El primer d√≠a, firmar√° una orden ejecutiva requiriendo que todas las compa√Ī√≠as divulguen cada d√≥lar que gasten o contribuyan para tener influencia en nuestras elecciones. Esto es necesario si quieren hacer negocios con el contratista m√°s grande de la naci√≥n: nuestro gobierno federal. Con un plumazo, las corporaciones m√°s grandes del pa√≠s tendr√°n que elegir entre detener sus juegos con dinero oculto o perder oportunidades de negocios constantemente.

Con la misma pluma, autorizar√° a las agencias federales a perseguir a los grupos secretos que corrompen nuestras elecciones, al aplicar nuestras leyes y revertir a√Īos de impunidad. √Čl dar√° prioridad a la aprobaci√≥n de una ley nacional de divulgaci√≥n, obligando a los donantes secretos a salir a la luz, y trabajar√° para prohibir la participaci√≥n de los comit√©s de acci√≥n pol√≠tica conocidos como S√ļper PAC en las elecciones estadounidenses. Adem√°s, dar√° instrucciones al Fiscal General para que inicie el proceso para apelar y, en √ļltima instancia, revocar la desastrosa decisi√≥n de la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso de Citizens United.

HOJA DE RUTA

  1. Orden ejecutiva para acabar con el dinero de fuentes desconocidas
  2. Dar herramientas a los encargados de fiscalizar, para que hagan cumplir nuestras leyes de campa√Īa
  3. Prohibir los SuperPACs
  4. Aprobar la Ley Federal de Divulgación para acabar con el dinero de fuentes desconocidas.
  5. Organizar el movimiento para revocar a Citizens United.

Esto no será fácil. Pero el gobernador Bullock lo ha hecho antes, y triunfó).


La Prueba

En Montana, el gobernador Bullock ha protegido la integridad de nuestras elecciones al luchar contra la influencia tóxica del dinero en la política. Como Procurador General del estado, llevó esta lucha hasta la Corte Suprema en la primera impugnación contra Citizens United. Cuando el tribunal falló en contra de Montana con una decisión de 5 a 4, el gobernador Bullock no se rindió. Redobló sus esfuerzos.

Como gobernador, aprob√≥ una de las leyes de divulgaci√≥n de campa√Īas m√°s estrictas del pa√≠s. Esa ley es ahora un modelo nacional para detener a los grupos de donantes desconocidos. Tambi√©n aprob√≥ una legislaci√≥n hist√≥rica que proh√≠be el uso de dinero extranjero en las elecciones. Si podemos expulsar a los hermanos Koch y a los donantes extranjeros de Montana, podemos hacer lo mismo en toda nuestra naci√≥n.

Cuando tenemos la valent√≠a pol√≠tica para luchar y combatir este sistema corrupto, podemos triunfar y hacer cambios reales. Podemos reducir el costo de la educaci√≥n, poner fin al poder de Wall Street y las corporaciones gigantescas, hacer que nuestro sistema contributivo sea justo para todos, cumplir con la promesa del cuidado de salud universal, asegurar que cada familia pueda pagar el cuidado de los ni√Īos y una vivienda adecuada, proteger los derechos laborales y la seguridad en la jubilaci√≥n, y finalmente enfrentar directamente la crisis clim√°tica.

Todos los estadounidenses merecen una oportunidad justa para alcanzar el éxito. Trabajando juntos, podemos hacer lo necesario para que esto suceda.